Investigan sobre la relación entre niños y adolescentes que viven en reservas naturales

11 de noviembre de 2021

Parte de los resultados del proyecto Anillo “GeoHumanidades y (Bio)Geografías Creativas acercándose a la sostenibilidad y la co-conservación mediante la «inmersión rizoma”, serán expuestos en un seminario este 19 de noviembre.

Un innovador estudio científico, adjudicado en el año 2018 y financiado por ANID (ex CONICYT), es el que está finalizando un equipo multidisciplinario, pertenecientes a las Universidad Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) y la Universidad Católica del Maule (UCM), en el que desde distintas perspectivas investigaron la relación que tienen, por ejemplo, los niños y adolescentes que viven en reservas naturales del norte, centro y sur de Chile.

Fruto de este trabajo, los expertos pudieron comprobar, por ejemplo, que la relación de ellos con la naturaleza se da en una especie de transición entre el vínculo ancestral y el mundo occidental, viendo a la naturaleza como parte de sus actividades económicas y no solo por una sensación de bienestar.

En la investigación se estudió la relación entre adultos, niños y adolescentes con la naturaleza, de tres comunidades que habitan reservas naturales: los Collas en la Región de Atacama, quienes habitan en la Reserva Altos de Lircay en la Región del Maule y Mapuches en el sur del país.

La Dra. Mariana Lazzaro, académica de la Universidad Católica del Maule, explicó en forma general, de qué se trata esta nueva relación que han comenzado a establecer las nuevas generaciones con la naturaleza. «Lo que se encuentra es que hay una universalidad en la relación con la naturaleza. Ya no se unen solamente por el sentimiento de bienestar, sino que se da también en términos más instrumentales, se da por necesidades, la vinculación más por una actividad económica, por ejemplo, de turismo, para beneficiarse un poco de esta relación, que por relacionarse por placer con la naturaleza… Se han ido modificando las prácticas a partir de su inserción en una sociedad más occidentalizada», señaló.

Esta manera de entender a la naturaleza como parte de sus actividades económicas y no solo por una sensación de bienestar, deben ser los motores que nos ayuden a motivar a los actuales niños y adolescentes, quienes deberán en el corto plazo empujar el cambio de actitud de la problemática ambiental, por lo que se espera que su rol, sea mucho más activo que el que el común de las personas ha tomado actualmente.

Este estudio tuvo la particularidad de incorporar cuatro líneas de investigación: una de geonarrativas, en el que se analizaron los discursos; el aspecto geográfico, que incluyó cartografía, paisajes sonoros y otros aspectos relacionados a la geografía física y humana; una tercera línea estuvo enfocada en lo que es ecología, relacionado a la conciencia y educación; y la cuarta área fue la biopolítica, que fue liderada por trabajadores sociales e ingenieros.

Resultados en seminario

Con la intención de mostrar una visión focalizada en las experiencias de las personas que fueron parte de esta investigación, de sus relatos y un análisis cualitativo de ellos, se realizará este 19 de noviembre a las 15:00 horas el Seminario Relación Humano-Naturaleza: Entre vivencias y relatos, el que será transmitido de manera online a través del Facebook de la Universidad Católica del Maule (https://www.facebook.com/ucatolicadelmaule ).

El seminario cuenta además con muy interesantes presentaciones de académicos colaboradores internacionales como es el caso del Dr. Finbarr Horgan de la EcoLaVerna Intergral Restoration Ecology (Irlanda) y el Dr. Eduardo Crisol-Martínez de la COEXPHAL (España). La actividad será moderada por el Dr. Enrique Mundaca, académico de la Escuela de Agronomía de la UCM, e investigador principal en el proyecto.

 

Síguenos en Twitter